La carta a los Reyes Magos de los trabajadores

Un plasma, una nueva consola de última generación, un traje nuevo, un móvil 3G, la dichosa corbata de siempre o la cajita de Barón Dandy que se empeña en regalar la suegra por estas fechas. Nos guste o no, en un par de días nos encontraremos con múltiples sorpresas bajo el árbol de Navidad. En este momento en el que, aunque solo sea por unos instantes, volvemos a contar con la ilusión de un niño, podemos hacer un ejercicio de introspección para buscar en nuestro corazoncito aquellas cosas que realmente nos hacen más felices.
El consumismo desmedido de la época navideña está en todas las bocas, el frenetismo con el que vivimos las vísperas lo sentimos en nuestros huesos y a pesar de que oficialmente las fiestas no han empezado, la báscula ya ha notado las comidas de empresa y los turrones.
Olvidarse de todo ello es complicado, pero es inevitable pensar en las cosas que realmente nos hacen la vida más fácil, aquellas pequeñas cosas que canta Serrat y que nos hacen reír y llorar. Y puestos a pensar no solo vamos a hacerlo en nuestro hogar, en nuestra familia, en nuestros amigos… También hemos de hacerlo en el trabajo, en el lugar en el que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo y que en gran medida es responsable de nuestra autoestima, de nuestras relaciones sociales y, por supuesto, de nuestro estatus económico.
Hace unas semanas, Adecco se propuso saber cuales eran esas pequeñas cosas que hacen más llevadera la vida de los trabajadores, las que más contribuyen a su satisfacción laboral y las que explican de una forma más acertada el grado de vinculación entre el empleado y la empresa. La firma de recursos humanos pidió a 2000 empleados que hicieran su propia Carta a los Reyes Magos, aunque en esta ocasión, la carta iría dirigida a la empresa. En esta encuesta laboral, la firma encontró grandes sorpresas y, a pesar de lo que pueda opinar la mayor parte de los empresarios, el dinero no es una de las principales motivaciones para los empleados. De hecho, el 90 valora como importante o muy importante la formación recibida en la empresa, siendo la prestación más valorada, incluso por encima de otros beneficios tangibles como el cheque de comida, el comedor de la empresa, la posesión de una tarjeta de crédito o que la empresa pague la cuota del gimnasio. Por detrás de la formación, únicamente el seguro médico –73 por ciento–, la educación de los hijos –71.1 por ciento– o el plan de pensiones –70.2 por ciento– presentan unas cifras tan apabullantes en lo referente a los sistemas de retribución más valorados y deseados.
Apartándonos de los aspectos relacionados con la retribución y ahondando en aquellos que mejoran la fidelización de los empleados y su compromiso con las metas de la organización, llegamos al apartado relacionado con la conciliación y el clima laboral. En este apartado el que se lleva el gato al agua es el reconocimiento de los superiores, señalado por un 95.3 por ciento de los encuestados como importante o muy importante y que junto al compañerismo –94 por ciento– suponen los elementos más valorados por los trabajadores en este apartado.
Sorprendentemente la autonomía en la toma de decisiones y la prevención de los riesgos laborales figuran en un lugar muy secundario en las preferencias de los encuestados. Los empleados tampoco consideran esencial la cercanía a los directivos o la mejora de las instalaciones de la empresa. Así que, si usted está pensando en una reforma para mejorar el clima laboral, empiece por reformar algunas de sus actitudes hacia los empleados.
En cuanto a conciliación, más de la mitad de los empleados se decantan por la jornada intensiva, aunque un 37.8 por ciento elegirían un horario flexible de entrada y salida. El teletrabajo únicamente sería una opción para poco más del cinco por ciento de los empleados como forma de conciliar su vida personal y profesional.
Más allá de los deseos individuales de los empleados, la justicia en las promociones es fundamental para el 94 por ciento de los empleados, mientras que la implantación de la Ley de la Igualdad es importante o muy importante para el 88,9 por ciento. Al mismo nivel se encuentra la transparencia salarial y la adecuada comunicación interna en la empresa.
Estos datos hablan por sí solos. Puede que muchos de ustedes se planteen que el tamaño de la muestra del estudio de Adecco es pequeño o incluso que el hecho de haber acumulado las respuestas en importante y muy importante pueda introducir un cierto sesgo, pero lo cierto es que más allá de su validez estadística, reflejan una realidad y es que para los empleados españoles es más importante de lo que usted piensa sentirse importante para la empresa, mantener un elevado nivel de ocupabilidad a lo largo de toda su carrera y sentirse a gusto en su puesto. Ahora depende de usted que esos deseos de sus empleados se conviertan en realidad. Feliz Navidad, Papá Noël.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: