Feliz año nuevo con empleados satisfechos

Comienza un año y es el momento en que hay que echar mano de todos los recursos para que los buenos propósitos, deseos e ilusiones no se transformen en un nuevo fracaso cuando a final de 2008 volvamos a hacer balance de lo que ha acontecido a lo largo del ejercicio.

 

El balance de fin de año no se circunscribe únicamente al ámbito personal, la carrera profesional también pasa por el microscopio y es un momento en que muchos trabajadores deciden dar un nuevo rumbo a su carrera profesional. El reto de todos ellos pasa por mejorar las condiciones de trabajo, su satisfacción y las compensaciones que reciben de parte de la empresa. Pero, ¿qué elementos son los más valorados?, ¿qué puedo hacer para retener a los mejores?, ¿realmente sé que quieren mis empleados?

 

Otto Walter, consultora de gran prestigio, publicó recientemente un informe denominado “¿Qué nos quita las ganas de seguir trabajando?”, en el que indaga sobre las principales razones que conducen a un profesional a abandonar un determinado puesto de trabajo.

 

Como principal conclusión de este informe podemos señalar que prácticamente todas las ideas preconcebidas de lo que esperan los empleados son erróneas. Diga adiós a la falsa creencia de que sus empleados se van porque han encontrado un trabajo en el que cobran más o que se ha ido porque en aquella multinacional la empresa le ha puesto un coche. Gracias al informe de Otto Walter, podemos afirmar que los mejores empleados valoran más el salario emocional que la remuneración y tiene mayor peso en la decisión de quedarse o abandonar una empresa que el trabajo esté lleno a que lo esté el bolsillo.

 

Según se desprende del trabajo de esta consultoría, el clima laboral es uno de los factores más determinantes para retener al talento, ya que aspectos como la coherencia de los objetivos de la organización, la calidad de relación con el jefe y su capacidad para dirigir equipos de personas, la relación que se establece con los propios compañeros o incluso el reconocimiento de la labor desempeñada figuran entre los elementos de más importancia para los empleados.

 

La lista de los ocho factores cruciales para retener el talento se completa con la percepción de las posibilidades de desarrollo profesional que tenga el empleado, el sentimiento de justicia y coherencia en las recompensas, las expectativas de desarrollo y proyección de la empresa y la buena definición de de los objetivos, tareas y responsabilidades.

 

Otros elementos que también explicarían una buena parte de la motivación para cambiar de empleo son la propia estabilidad del puesto de trabajo, que las aportaciones que realicemos estén valoradas (que se escuchen nuestras ideas y se pongan en práctica), la confianza en la alta dirección de la empresa, la flexibilidad para atender asuntos familiares y personales o que el puesto de trabajo facilite un buen nivel de aprendizaje y formación.

 

Ahora ya sabe lo que valoran sus empleados y queda en su mano adecuar la gestión de su empresa para que los mejores empleados no se vayan a la competencia. Usted decide si elige engrosar la cuenta de resultados o, por el contrario, se quedará en un propósito más de Año Nuevo que acaba en la papelera. Sólo un último consejo: Fidelizar a sus empleados es más fácil que ir al gimnasio o dejar de fumar… y posiblemente también más gratificante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: